Viajan...

Un poco de historia…...

Un día... Biscarrosse, pequeño pueblo que nada designaba para un destino aeronáutico había elegido por Pierre-Georges Latécoère para volverse en un sitio de montaje y de ensayos de los más grandes hidroaviones de Francia. Estaba en 1930, el lago de Biscarrosse vio así salir más de 120 hidroaviones gigantescos.

   

 

Se llamaban los "Paquebotes de los aires", con destino a Nueva York o Fort de Francia. Al mando de estos prestigiosos aparatos, unos aviadores como Mermoz, Guillaumet, o Saint-Exupéry han marcado la historia de la aeronáutica. Sus hazañas han sobrepasado el simple hecho de volar, han creído la leyenda…

 

Hoy, el Museo nos recordamos que los hidroaviones no han totalmente desaparecido aunque los famosos “paquebotes del cielo” no existen en las líneas aéreas actuales. Los hidroaviones son todavía numerosos para asegurar misiones particulares como la lucha contra los incendios, la vigilancia de las costas, los socorros en mar, el transporte de personal y la exploración de las zonas juzgadas inaccesibles. Hoy, frente al aumento del tráfico aéreo, algunos constructores navales consideran la vuelta del hidroavión para transportar las mercancías y quizás hacerlo un vehículo de ocio.

 

La aventura sigue...

Emplazamiento
Contacto

Musée de l'Hydraviation

332, avenue Louis Breguet

40600 BISCARROSSE, France


T : 05 58 78 00 65
 

musee.hydraviation@ville-biscarrosse.fr

www.hydravions-biscarrosse.com

Enlaces

1/1
Síguenos
  • Icône de l'application Facebook
  • Instagram
  • YouTube classique
  • Icône de l'application Google +
  • Icône de l'application Flickr

© 2014 par Le Musée de l'Hydraviation. Créé avec Wix.com